Saca fotos de calidad con el móvil

Te explicamos cómo configurar la cámara, componer una foto y contar una historia.

¿Te gustaría aprender a hacer fotos de calidad con el móvil? A continuación te damos algunos trucos para sacarle el máximo partido, tanto si quieres añadir las primeras imágenes a tu anuncio como si has hecho mejoras en tu espacio y quieres que los huéspedes las vean. ¡Es mucho más fácil de lo que piensas!

Antes de ponernos manos a la obra:

  • Identifica las zonas mejor iluminadas y prepara el alojamiento usando las estrategias que te proponemos en la primera parte de este tutorial: Prepara tu espacio para una sesión de fotos con el móvil.
  • Carga tu teléfono.
  • Reserva por lo menos 1 hora para hacer cinco o seis fotos de cada habitación.

1. Comprueba los ajustes de tu teléfono

Muchos teléfonos móviles sacan fotos de película. Te contamos algunas funciones que te resultarán muy útiles y te explicamos cómo configurarlas.

Activa la cuadrícula

La cuadrícula puede ayudarte a enfocar la foto y ver si está recta. A continuación te explicamos cómo configurarla en función del tipo de móvil que tengas:

  • En iPhone: Ve a Ajustes > Cámara y, desde ahí, activa esta función.
  • En Android: Abre la aplicación de la cámara, pulsa en Ajustes, desplázate hacia abajo y activa la opción de Cuadrícula.

En la sección donde explicamos la regla de los tercios encontrarás más consejos para sacar partido a la cuadrícula.

Desactiva el flash

Una buena iluminación es fundamental y a veces el flash resulta demasiado intenso. Si tu espacio tiene ventanas, lo mejor es que lo fotografíes durante las horas en que más luz haya, siempre que sea posible. En caso contrario, enciende las lámparas para crear un ambiente acogedor. 

Para quitar el flash, abre la aplicación de la cámara, busca el icono con forma de rayo y selecciona Desactivar.

Comprueba la resolución
Para que las fotos queden nítidas, lo ideal es que tengan como mínimo 1024 x 683 píxeles. Es posible que tu teléfono esté configurado para guardar únicamente imágenes de poca resolución. Antes de empezar la sesión, asegúrate de que las fotos vayan a guardarse con la máxima calidad posible. Cuando hayas terminado, puedes volver a cambiar este ajuste.

2. Prepara una composición digna de un fotógrafo profesional

¿Ya has comprobado la configuración de tu teléfono? ¡Entonces ha llegado el momento de ponerse manos a la obra! A continuación te damos algunos consejos para hacer fotos de calidad.

Asegúrate de que las líneas estén rectas

SÍ: Sujeta el teléfono recto y paralelo al suelo. Puede que tengas que subirlo o bajarlo para centrar bien el mueble principal. En los dormitorios asegúrate de mostrar la cama; en el salón puedes dar protagonismo al sofá. Como norma general, coloca la cámara lo suficientemente alta como para que se vea la parte superior de las camas, las mesas y las encimeras. La altura dependerá del elemento en el que quieras centrarte.

NO: Evita levantar el teléfono por encima de tu cabeza para que abarque más espacio ni lo pongas en ángulo, ya que así la imagen suele quedar distorsionada y el resultado no es nada favorecedor.

Utiliza la regla de los tercios para destacar los aspectos más importantes

La regla de los tercios es un principio fotográfico que divide una imagen en tercios en sentido horizontal y vertical, de modo que las líneas se cruzan en cuatro puntos y crean nueve casillas. Si activas la función de cuadrícula en tu cámara, te ayudará a organizar tus fotos.

SÍ: Coloca el elemento principal de la imagen (por ejemplo, el sofá, la cama o la mesa) en la intersección de las líneas, es decir, ligeramente descentrado. Al usar la cuadrícula y la regla de los tercios, los objetos aparecerán derechos y bien enfocados.

NO: Evita que el elemento principal se encuentre en el tercio inferior o superior. De lo contrario, podrías cortar información relevante.

Enfoca bien

SÍ: Utiliza el enfoque automático para no tener que ajustarlo manualmente.

NO: Evita coger el móvil con una sola mano. Sujétalo bien con las dos para que esté estable y las fotos queden nítidas. También puedes pegar los codos a las costillas para evitar que te tiemble el pulso.

Utiliza el zoom con cabeza

Los últimos modelos de móvil suelen tener modos preestablecidos para determinados formatos (por ejemplo, retrato, paisaje y panorámico). Si tu cámara incluye estas opciones, úsalas en lugar de mover físicamente el teléfono.

Utiliza el zoom cuando quieras capturar pequeños detalles de tu espacio. Por ejemplo, enfoca la cámara en una parte de la mesita de café, el sofá y el cuadro colgado sobre él.

Si tu teléfono no cuenta con estas opciones, usa la configuración predeterminada para fotografiar la habitación en su conjunto y utiliza el zoom únicamente para capturar algunos detalles, como un jarrón con flores sobre la mesilla de noche o el sofá con un cuadro encima.

3. Cuenta una historia


Destaca los servicios que ofreces

A los viajeros les gusta saber qué tiene de especial tu alojamiento, así que asegúrate de destacar sus características y servicios más interesantes. Dales un poco de contexto para ayudarlos a visualizarlo. Por ejemplo, haz una foto general de unas toallas dobladas sobre un banco junto a una bañera de estilo antiguo, en lugar de un primer plano de los grifos.

Estos son algunos de los servicios que conviene que muestres en las imágenes y menciones en los pies de foto:

  • Una zona para trabajar con el portátil
  • Elementos ideales para familias, como una trona o una cuna
  • Los espacios al aire libre, como el patio, el jardín o un balcón
  • Una cafetera o un juego de té
  • Artículos de aseo de calidad, como toallas esponjosas, albornoces o zapatillas

Orienta la cámara

Te recomendamos que la mayoría de tus imágenes sean apaisadas, ya que las cinco fotos que verán los viajeros cuando entren en la página de tu anuncio tienen esta orientación. Asegúrate de capturar en horizontal los elementos que quieras que aparezcan en ella.

SÍ: Incluye imágenes verticales en tu galería, que es la sección donde se encuentran todas las fotos de tu anuncio. Es la orientación ideal para fotografiar espacios estrechos, como un vestidor, un baño pequeño o el balcón de una habitación, y se ve fenomenal en el móvil.

NO: No incluyas una imagen vertical entre las cinco que aparecerán destacadas en el anuncio, ya que se cortará para ajustarse al diseño horizontal.

Juega con las distintas composiciones

Aunque los huéspedes quieren hacerse una idea de dónde dormirán, comerán y descansarán en tu espacio, también es importante incluir fotos de pequeños detalles que capten su atención. Juega con los distintos planos, la composición y la orientación de la cámara para crear una galería de diez. ¡En la variedad está el gusto!

¿Cuándo debes usar cada tipo de composición?

  • Las fotos de plano abierto sirven para dar una idea del tamaño de la habitación y de todo lo que incluye.
  • Las imágenes de plano medio quedan bien si se hacen con el móvil recto, no en ángulo. Este tipo de fotos ayudan a los huéspedes a entender cuál es el elemento principal de la habitación, como la cama, el sofá, la mesa o el escritorio.
  • Los primeros planos muestran los detalles que dan personalidad al espacio, como unos libros colocados sobre la mesilla de noche. Estas fotos pueden hacerse en horizontal o en vertical. Cuando tomes primeros planos, cuida hasta el último detalle del objeto que vayas a enfocar. Por ejemplo, ahueca las almohadas, esconde los cables y estira las sábanas.

SÍ: Procura que en las imágenes se vea cómo están unidas las habitaciones entre sí. Por ejemplo, muestra el salón en el fondo de la foto de un detalle. Piensa que tu galería es como una visita guiada con la que los huéspedes deben hacerse una idea de cómo está distribuido el espacio.

Haz más fotos de las que vayas a necesitar

Has puesto mucho empeño en preparar tu alojamiento, así que ahora tienes que asegurarte de sacar fotos a todo lo que necesites. Tus fotos deben transmitir toda la historia de tu espacio para que los futuros huéspedes se hagan una idea de cómo será su estancia.

Aquí tienes algunos consejos:

  • Incluye suficientes fotos: ¡los huéspedes se tienen que imaginar tu alojamiento!
  • Añade entre dos y cuatro imágenes de cada habitación a la que tienen acceso.
  • Saca las fotos desde diferentes ángulos para dar una perspectiva completa.
  • Haz algunos primeros planos para reflejar la personalidad de tu espacio.
  • Asegúrate de que las imágenes que subas muestren con claridad las prestaciones de accesibilidad de tu alojamiento.

Fotos que te recomendamos hacer

Intenta capturar todas las zonas a las que tendrán acceso los huéspedes. En cada una de ellas, haz fotos en distintos planos para mostrar tanto la habitación en general como algunos de sus detalles.

Antes de empezar, conviene que tengas claro cómo aparecen las imágenes en tu anuncio.

  • Lo primero que verán los huéspedes es tu foto de portada, que sale en los resultados de búsqueda.
  • En la parte superior del anuncio habrá un recuadro con cinco fotos, como si fuera un collage.
  • La galería contiene todas las imágenes de tu anuncio.

Hemos elaborado una lista de las fotos que te recomendamos hacer y los enfoques que deberías usar. ¡Esperamos que te resulte útil!

Dormitorio

  • Un plano general del dormitorio principal.
  • Un ángulo alternativo de la habitación para ofrecer más contexto.
  • Un plano medio del dormitorio secundario en el que se vea, por ejemplo, la cama y la mesilla.
  • Un primer plano que refleje tu personalidad, como un libro o flores sobre la mesilla.

Salón

  • Un plano general de toda la sala de estar (si es posible, incluye una ventana por la que entre luz).
  • Un plano medio de un sofá en la sala de estar principal.
  • Un primer plano de una zona de la estancia que tenga personalidad, como una chimenea con una obra de arte encima.

Baño

  • Foto de plano abierto del baño principal.
  • Imagen de plano medio del baño secundario donde se vea la bañera o ducha y el lavabo.
  • Primer plano de una pila de toallas o de lo que se ve a través de la ventana.

Cocina

  • Foto de plano abierto de toda la cocina.
  • Imagen de plano medio del horno y de la encimera, perfectamente ordenada.
  • Primer plano de un jarrón con flores colocado en el centro de la mesa.
  • Una foto de una cesta de bienvenida con productos de limpieza para los huéspedes.

Espacios al aire libre

  • Foto de plano abierto de un balcón, jardín, patio o de toda la azotea.
  • Imagen de plano medio que muestre las zonas exteriores equipadas para descansar (y, de ser posible, las vistas que ofrecen).
  • Primer plano de detalles de la decoración, como las plantas situadas junto a los muebles.

Nadie conoce tu espacio como tú, así que asegúrate de fotografiar tus partes favoritas de él y todos los elementos que los huéspedes hayan alabado en sus evaluaciones. Antes de dar la sesión por terminada, echa un vistazo a todas las imágenes. Este paso solo te llevará unos minutos y te permitirá comprobar que no se te ha olvidado nada. Ya puedes pasar a la parte 3, en la que te enseñaremos a editar y presentar tus imágenes.